Cilleros

A la entrada de Sierra de Gata, su pueblos más sureño (si exceptuamos a la forzosamente "adoptada" Moraleja), patria de buen vino y, como no, de el famoso futbolista Fernando Morientes. Esconde un precioso casco antiguo y muchas sorpresas.

Cilleros ofrece al visitante un amplio término municipal, rebosante de agradables y ondulados paisajes que van ,desde la suavidad del límite con Portugal, a las abruptas pendientes del Norte que moldea la Pre-Sierra de Sta. Olalla: la verdadera entrada a nuestra comarca. El interior del pueblo también esconde algunas agradables sorpresas pese a que, lo que se ve desde la carretera, invita al visitante a pisar el acelerador en busca de los valles más profundos de la Sierra de Gata. Tendría fácil remedio, pero…

Uno de los pueblos más grandes de la Sierra de Gata, el situado más al Sur y uno de los más antiguos, de origen romano. Cilleros está a caballo entre los llanos del río Alagón y las Sierras de Villuercas y Gata. Acceso natural entre la Vía de la Plata y la Vía Dalmacia.
Tiene especial fama por sus vinos, de buen bouquet, aunque sólo para aquellos acostumbrados a la pitarra de la Sierra.
Cilleros “esconde” al visitante su interesante casco antiguo, de hecho, la parte que el visitante de paso puede ver de esta localidad es fea y absurdamente descuidada: chatarras, escombros, casas sin el menor interés urbanístico…
Si los responsables quisieran y adoquinaran, florearan e iluminaran el caso antiguo convenientemente, y crearan un pasillo visual de entrada al mismo, tendrían en el una importante fuente de desarrollo turístico y económico. El casco viejo de Cilleros, en cualquier país Europeo, o incluso en cualquier zona de tradición turística de España, sería una reclamo pintoresco que estaría inundado de tiendas, bares, hotelitos, restaurantes y nuevos vecinos ansiosos de la autenticidad natural, paisajística y arquitectónica…

Lugares de interés


Historia


“La zona muestra un poblamiento muy intenso desde época prehistórica, del cual subsisten algunos vestigios de emplazamientos defensivos en sitios estratégicos -“El Castillejo”, Valdecaballo, Santa Olalla-. De época romana pueden encontrarse hallazgos que son testimonio de la ocupación agrícola de este territorio, a caballo de dos importante núcleos urbanos, Caurium (Coria) y Egitania (ldanha-a-Velha, en Portugal).

Blasón en Cilleros, Sierra de GataPosiblemente el origen de la población actual se produce a partir de 1237, fecha en la que Alfonso IX otorga a Salvaleón el mismo fuero que Coria, apareciendo Cilleros como uno de los lugares de su alfoz o territorio dependiente, asociado a la Orden de Alcántara. De la arqueología alto-medieval perviven las tumbas talladas en la roca, con algún conjunto significativo sobre granitos. El nombre Cilleros significa silo o granero, lugar donde se almacenaban las primicias del diezmo. Dicho diezmo se recogía en el lugar que se designa con el nombre de Pósito”, según consta en la “Crónica General de la Orden de Alcántara”, de Torres y Tapia.

Espadaña o campanario en cilleros, Sierra de GataEn 1.591 y siguiendo el Censo de la Corona de Castilla, el lugar de Cilleros, que sigue bajo la tutela de la Orden de Alcántara, albergaba una población de 2.457 habitantes, la mayoría pecheros. Durante las guerras con Portugal, entre 1640 y 1668, el término de Cilleros fue escenario de distintas escaramuzas, dada la amplitud de su tramo fronterizo, y la propia villa dispuso de algunas fortificaciones cutos ecos perviven en los nombres de algunas calles y lugares -El Fuerte, La Muralla-. Ya en el siglo XVIII cabe destacar el Censo de Floridablanca en el que Cilleros, perteneciente al Partido de Alcántara, con un total de 1733 habitantes, de los cuales noventa y seis son hidalgos, la cifra más elevada del conjunto comarcal serragatino. Según Pascual Madoz, a mediados del siglo XIX Cilleros poseía una población de 2.520 habitantes, con un total de cuatrocientos veintidós casas en el conjunto urbano. La vocación agrícola del término, esencialmente cerealista y olivarero, queda patente por la existencia de 12 lagares de aceite y 4 molinos harineros.”*

GASTRONOMÍA


Arroz con Liebre

Eventos y fiestas

El más sureño de los pueblos sierragatunos (si exceptuamos a Moraleja) cuenta con casi 3.000 habitantes y tiene una de las mayores extensiones de la comarca: mas de 200 Km. cuadrados. Casi es de paso obligatorio para los visitantes de Madrid ya que por el se accede al corazón de Sierra de Gata.

El más sureño de los pueblos sierragatunos (si exceptuamos a Moraleja) cuenta con casi 3.000 habitantes y tiene una de las mayores extensiones de la comarca: mas de 200 Km. cuadrados. Casi es de paso obligatorio para los visitantes de Madrid ya que por el se accede al corazón de Sierra de Gata.