Cadalso

Cadalso es un pueblo serrano y pequeño, pero entrañable. Lo recomiendo como paso obligado desde Gata hacia el turístico Robledillo. Cadalso, de curioso nombre, es sencillo, limpio, afable, recoleto. Una delicia para el que sepa reconocer la belleza de las cosas simples y un pueblo, tan apegado a la Naturaleza, que literalmente se funde con ella tras cada esquina. Escuchar el silencio de Cadalso, al menos a mi, me hace sentir una profunda paz.

Cadalso es una población que ronda los 550 habitantes y está situada a orillas del río Árrago a una altitud de 438 m. Los habitantes se llaman “cadalseños” y tiene entre sus principales atractivos “La Torre de la Almenara”, de origen árabe.

Como ocurre en casi todas las localidades de Sierra de Gata, la vista exterior de la población no hace imaginar el tesoro arquitectónico y urbanístico que esconde el casco antiguo. En Cadalso, quizás su pequeño tamaño, se mantiene en el interior una homogeneidad encantadora. Hay buenas y cuidadas casas que hablan de un pasado importante. La Iglesia fortaleza sorprende por su ubicación y elegancia. Es además, un punto de reunión inusualmente aislado, al final del pueblo y con sólo una calle de acceso.

Múltiples detalles desvelan que el cuidado del pueblo es algo asumido por una gran parte de sus habitantes, al contrario de lo que ocurre en otras localidades cercanas.

Lugares de interés


Historia


Aunque Cadalso ha sido asiento de pueblos y civilizaciones desde la más remota antigüedad, ningún pueblo debió apreciar tanto como los árabes la belleza de estas tierras, y quizás por ello, levantaron numerosas fortalezas defensivas como la Almenara, cercana a la villa, y otras muchas en la comarca de Sierra de Gata, sirvan como ejemplo las fortalezas de Eljas, Santibáñez, Trevejo,… Herencia de esta época es también el cultivo de la vid y el olivo, construyéndose entonces los primeros molinos y almazaras junto al río y arroyos.

Posteriormente, estuvo relacionado muy directamente con la encomienda de Santibañez el Alto. Alrededor del siglo XI consiguió el título de villazgo pasando a ser independiente de Santibañez previo pago de 1.500 ducados.

El siguiente hecho histórico destacable fue la residencia que estableció en Cadalso Alfonso XI durante sus cacerías por la comarca; en la esquina de la plaza con la calle del Chorro, se alza aún la Casa del Rey. En su Libro de la montería describe el cercano monte de la Aliseda, apenas a una legua, bueno de jabalíes en invierno y en verano, y donde a veces hay osos.

La tradición oral sobre el monarca recuerda que aquí se encontraba el rey con su imprudente amor, Doña Leonor de Guzmán, antes de partir para la histórica Batalla del Salado).

Fue declarada villa exenta el 10 de abril de 1341 pasando al fuero de Alcántara.

En 1591, Felipe II convirtió a Gata en cabeza de partido sustituyendo la preeminencia de Santibáñez. En 1626 continuó en el señorío alcantarino hasta el fin del régimen señorial en 1811.

Los frutos que se recogen por aquella época son centeno, lino, linaza, frutas, hortalizas, vino, aceite, castañas, tala de madera, miel y cera.

Videos


Eventos y fiestas

Es un pueblo situado en la Sierra de Gata entre la Sierra de los Ángeles y el Pico de la Almenara, a orillas del Río Árrago. Se encuentra en una zona de flora mediterránea compuesta por olivos, pinares, robles, jaras, brezos. Tradicionalmente la población ha subsistido mediante el ejercicio de la agricultura de montaña y la ganadería, en especial el ganado caprino.

Es un pueblo situado en la Sierra de Gata entre la Sierra de los Ángeles y el Pico de la Almenara, a orillas del Río Árrago. Se encuentra en una zona de flora mediterránea compuesta por olivos, pinares, robles, jaras, brezos. Tradicionalmente la población ha subsistido mediante el ejercicio de la agricultura de montaña y la ganadería, en especial el ganado caprino.